El Defensor del Pueblo coincide con UGT en que las ratios de personal de atención directa en Dependencia pueden no ser suficientes

Defensor Pueblo ratios personal at directa no suficientes

UGT ha denunciado las ratios y el artículo del VII Convenio que obliga a las gerocultoras compatibilizar la limpieza con el cuidado de los dependientes, las convierte en “chicas para todo” y deteriora la atención que prestan

El Defensor del Pueblo ha remitido una carta a la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT donde comparte su preocupación por la atención que reciben las personas mayores. La carta responde a una de las quejas que UGT ha presentado ante esta Institución para denunciar la situación de precariedad que sufren los trabajadores del Sector de la Dependencia y cómo ésta afecta al cuidado de las personas dependientes.

En este sentido, el Defensor del Pueblo ha informado de que son numerosas las quejas que se han presentado, tanto de carácter individual o colectivo sobre el funcionamiento de centros residenciales. El Defensor del Pueblo coincide con el sindicato en que la atención a estas personas depende en gran medida del personal contratado “tanto cuantitativa como cualitativamente, por lo que dicho extremo es objeto de análisis en cada una de sus actuaciones, por ello, se viene examinando si las Administraciones públicas cumplen y velan por el cumplimiento de las ratios establecidas, tanto en los centros de titularidad pública como en los privados con plazas concertadas.

En referencia a este último aspecto, UGT ha llevado a cabo desde mayo de 2017 una campaña ante distintas instancias, entre ellas el Defensor del Pueblo y el Secretario de Estado de Servicios Sociales, para denunciar la precariedad del sector, la insuficiencia de las ratios y exigir que el Gobierno vele por que se cumplan las normas tanto en los centros de titularidad pública como en los privados con plazas concertadas.

El sindicato ha denunciado en numerosas ocasiones la ligereza con la que se adjudican conciertos a empresas o grupos de empresas que han sido sancionadas reiteradamente, a pesar de ser conscientes de la disminución en la calidad de la asistencia a los mayores debido a las bajadas de precio.

Según detalla en su carta, el Defensor del Pueblo ha trasladado a las Cortes Generales que la ratios de personal de atención directa, tal como denuncia UGT, pueden no ser suficientes. “Sin duda, las ratios del personal que asiste de forma directa a los mayores en los distintos recursos sociales son clave para una atención correcta y plenamente respetuosa con sus derechos y su dignidad, sobre todo cuando se trata de personas con un elevado grado de dependencia”

En este punto UGT va más allá y afirmar que no sólo las ratios son importantes, también las condiciones laborales de los trabajadores influyen en esta atención. Una de las circunstancias más dañinas es el artículo del VII Convenio Dependencia que obliga, de facto, a que las gerocultoras compatibilicen el cuidado a dependientes y la limpieza. UGT ha denunciado este artículo. UGT denuncia que esta obligación, en un sector de por sí un sector precarizado y feminizado, convierte a la gerocultura en “chica para todo”.