Un maestro nigeriano gana el premio Nansen para los refugiados 2017 de Acnur

maestro nigeriano premio Nansenrefugiados 2017 Acnur

Zannah Mustapha, firme defensor del derecho de los niños desplazados que crecen en medio de la violencia en Nigeria a obtener una educación de calidad, ha sido recientemente galardonado con el Premio Nansen para los Refugiados 2017 de ACNUR, recibirá este prestigioso premio en una ceremonia que tendrá lugar el próximo lunes 2 de diciembre.

Mustapha es el fundador de una escuela en 2007 en la ciudad de Maiduguri, capital del Estado de Borno, al nordeste de Nigeria y epicentro de la insurgencia de Boko Haram. La escuela se ha mantenido abierta durante todo el conflicto con Boko Haram, que ha dejado cerca de 20.000 muertos en la región del Lago Chad, miles de mujeres y niñas secuestradas, y millones de desplazados, desde 2004. Nigeria es, a día de hoy, la primera economía de África y un país partido en dos. El sur es cristiano, occidentalizado en sus áreas urbanas y con recursos naturales e industriales. El norte es musulmán, la ley vigente es la Sharia, suelo desértico sin recursos y tasas de pobreza, analfabetismo y desempleo a la altura de las regiones más deprimidas de África

Sus dos escuelas ofrecen educación gratuita a los niños que se han visto afectados por la violencia, así como comida, uniformes y atención médica. Aquellos que han quedado huérfanos por el conflicto-en ambos lados del mismo-son recibidos en las clases de Mustapha y otros 48 profesores como señal de la reconciliación, sin importar su religión, su origen o su cultura.

“El conflicto puede dejar profundas cicatrices físicas y emocionales en los niños. Los obliga a huir de sus hogares, los expone a atrocidades inexplicables y, a menudo, los separa de sus familias”, dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

“La educación es una de las herramientas más poderosas para ayudar a los niños refugiados a superar los horrores de la violencia y del desplazamiento forzado. Empodera a los jóvenes, les proporciona conocimientos y capacidades, y ayuda a combatir la explotación y el reclutamiento por parte de grupos armados”, agregó Grandi. Mustapha y su equipo están haciendo un trabajo de suma importancia, ayudando a fomentar la convivencia pacífica y a reconstruir las comunidades del noreste de Nigeria. Con este premio, se reconoce su visión y su trabajo”.

En este momento, en que decenas de miles de jóvenes nigerianos están creciendo sin acceso a la educación. El sector educativo del país se ve sobrepasado por la creciente población juvenil, mientras que las infraestructuras en el noreste siguen siendo objetivo de ataques por parte de Boko Haram, cuya insurgencia armada ha destruido escuelas y asesinado a profesores.

El compromiso de nuestra Federación (FeSP-UGT), y más concretamente su sector de enseñanza, así como la Internacional de Educación, nos alegramos del reconocimiento a una persona comprometida con la educación de las niñas y niños de una región en conflicto. Ojalá este reconocimiento ayude a este país a salir de esta espiral de violencia.

https://www.youtube.com/watch?v=Y7y9ZbAKbWs