Aduanas “POTENCIA” la lucha contra el contrabando mediante la compra de embarcaciones para el desguace

Aduanas lucha contrabando con embarcaciones desguace

UGT denuncia ante el Tribunal de Cuentas la contratacion hecha por aduanas de cuatro embarcaciones dadas de baja por la Empresa SASEMAR.

La UGT ha tenido conocimiento de la adquisición, por parte del Servicio de Vigilancia Aduanera, de cuatro embarcaciones de segunda mano pertenecientes a la empresa de Salvamento Marítimo (SASEMAR) para formar parte de la flota del SVA  existente en diversas Bases Marítimas.

Desde UGT hemos denunciado que las embarcaciones adquiridas por el SVA tienen una antigüedad de más de 20 años, presentan graves desperfectos, incluso averías en los motores, además de no reunir las características técnicas necesarias para realizar las funciones propias de lucha contra el narcotráfico y contrabando, pues estas embarcaciones fueron diseñadas para realizar labores de salvamento, por eso el bajo francobordo con una cubierta tipo bañera, nada adecuadas para realizar abordajes a embarcaciones de narcotraficantes. Tampoco disponen de sitio para embarcación auxiliar, características que pueden hacerlas peligrosas para su uso en las funciones del SVA Marítimo y tampoco reúnen las condiciones de habitabilidad adecuadas para el uso por parte de los funcionarios de Aduanas.

Desde UGT venimos reclamando la necesidad de renovar la flota de las embarcaciones del SVA debido al envejecimiento de las embarcaciones existentes, por lo que no se comprende que se haya procedido a la adquisición de embarcaciones con más de 20 años de antigüedad que han sido desechadas para la navegación por SASEMAR.

La UGT también ha denunciado ante el Tribunal de Cuentas las adquisiciones realizadas por Aduanas, por entender que estas incumplen las directrices en materia de contratación, que el propio Tribunal de Cuentas ya realizó en su informe de fiscalización de la contratación de la AEAT (nº 1.110) en los ejercicios 2013 y 2014 en donde ya advirtió de ciertas irregularidades que existían en los contratos de adquisición y mantenimiento de la flota del SVA.

De la información a la que ha tenido acceso la UGT, Aduanas habría gastado cerca de medio millón de euros en la adquisición de las cuatro embarcaciones de SASEMAR, teniendo previsto gastar otros trescientos mil euros en las reparaciones que serían necesarias para ponerlas operativas.

Las UGT no descarta denunciar ante la Fiscalía las adquisiciones de los “deshechos de embarcaciones”, por si estas contrataciones pudieran poner en peligro la seguridad de los funcionarios del SVA y la eficacia en la lucha contra el contrabando.