El Gobierno tiene que sentarse a negociar ya una agenda social

Gobierno sentarse a negociar agenda social

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, reclamó al Gobierno que “se siente en la mesa a negociar una agenda social para empezar a hablar de aquellos temas que preocupan a los ciudadanos. Con el tema de Catalunya, esto ha pasado a un segundo plano y hay que negociar la mejora de las condiciones de trabajo de los empleados y empleadas de nuestro país”.

Pepe Álvarez realizó estas declaraciones en la asamblea de delegados y delegadas que tuvo lugar ayer en Zamora, donde señaló los principales temas sobre los que es urgente una solución.

Más y mejores empleos y salarios

“Más allá del optimismo partidista del Gobierno, nuestro país tiene un grave problema de desempleo”, señaló. “El empleo es precario y de baja calidad y tiende a la desigualdad (más del 90% de las personas en desempleo el mes pasado eran mujeres)”.

“El Gobierno no puede mirar para otro lado cuando la contratación en este país es precaria, cuando los contratos nuevos están en torno a un 26% menos de salario que los contratos estables”, recordó. “No se puede mantener esta situación. Hay que derogar la reforma laboral e introducir nuevos elementos que nos permitan salvar esta situación”.

En relación a los salarios, el Secretario General de UGT abogó por subir los sueldos, tanto los que tienen que ver con la negociación con la patronal como el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). “Reclamamos al Gobierno la apertura de negociaciones ya, para que no se limite este aumento a una reunión formal, sino que se abra un proceso de negociación que nos permita acordar la cuantía de este SMI en la perspectiva del año 2020. Queremos un acuerdo que vaya más allá de un año y nos sitúe en la media de Europa, que la Carta Social Europea lo sitúa en el entorno del 60% del salario medio en nuestro país”.

En cuanto al Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), “las negociaciones no han empezado aún, pero este acuerdo tiene que convertirse en el elemento vertebrador de los diferentes convenios sectoriales. Nuestro país crece y hay que repartir la riqueza que se genera en las empresas. Llevamos muchos años de aumento de beneficios empresariales y sin aumentar las rentas del trabajo. El AENC tiene que ser el elemento que nos ayude a consolidar mejoras reales de los salarios en nuestro país. Si no se dan esas circunstancias, la primavera vendrá caliente”.

Nuestro problema con las pensiones no es de gasto, sino de ingresos

Pepe Álvarez también recordó un punto importante de esta agenda social, las pensiones. “Queremos tranquilizar a los pensionistas de nuestro país, a los de hoy y los de mañana. El sistema público de pensiones garantiza el cobro de las pensiones, no es un sistema que gaste demasiado. Son necesarias reformas para solventar el problema que tiene la Seguridad Social, que es de ingresos. Gastamos poco en pensiones, pese a lo que diga la OCDE. SI gastamos el 10% del PIB en pensiones y Alemania gasta el 15%, no se puede decir que gastamos mucho en pensiones. No tenemos pensiones altas, sino más bien bajas”.

Además, “un país que tiene un paro juvenil del 40%, no puede tener como solución aumentar la edad de jubilación. Nosotros hemos propuesto medidas para revalorizar las pensiones y para que la Seguridad Social se quede en superávit, pero el Gobierno no nos escucha. No nos vamos a dejar impresionar por estas campañas ultimas que quieren fomentar los sistemas privados de pensiones para capitalizar a la banca”.

Más industria y un plan de empleo de lucha contra el cambio climático y los incendios

En relación a la industria, el Secretario General de UGT afirmó que “este país tiene que apostar por la industria. El futuro pasa por poder tirar adelante proyectos que generen empleo en este sector, que es el que va a dar estabilidad, mejores salarios y mejores condiciones de vida para trabajadores”.

Además, reclamó “un plan de empleo de lucha contra el cambio climático y los incendios. No podemos esperar cada año a actuar después de que se produzcan los incendios. Hay que poner medidas para que si se dan esas circunstancias las podamos abordar en las mejores condiciones. No es razonable que un país que tiene casi 4 millones de desempleados conviva con una situación de dejación de los bosques o de los márgenes de los ríos. Es imprescindible un gran plan estatal que pueda regenerar nuestros bosques y atenderlos debidamente. Intentaremos que tenga carácter europeo, trabajando con los sindicatos portugueses para presentar un proyecto a la Comisión Europea.