El olvido de las políticas preventivas está provocando un continuo aumento de los accidentes

olvido prevencion aumento accidentes

FSP-UGT lamenta el fallecimiento de las tres víctimas mortales en varios accidentes laborales que han tenido lugar en las últimas. Conocidos los datos de accidentes laborales del primer semestre del año, el sindicato señala que la escasa calidad del empleo que se ofrece y el olvido de las políticas preventivas en los últimos años, está provocando un continuo aumento de los mismos, tanto leves como graves y mortales. Para UGT, esta estadística debería hacer reflexionar a las Administraciones Públicas y las empresas sobre la precariedad y la temporalidad del empleo que ofrecen y el hecho de que consideren la prevención como un coste en lugar de una inversión, tanto para las condiciones de vida y trabajo de los empleados como para la productividad de la empresa.

El sindicato lamenta que sus previsiones, realizadas desde hace tiempo, se estén cumpliendo. Tras un detenido análisis de la estadística de accidentes de trabajo que presentó el Gobierno, referidas al primer semestre de 2015, se ponen de manifiesto las consecuencias de haber dejado en el olvido las políticas preventivas.

El aumento de los accidentes de trabajo con resultado de muerte en centro de trabajo, por sí solo, debería poner en máxima alerta a las instituciones encargadas de la vigilancia y control del cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales. La relajación en la vigilancia y control en esta materia, trae unas consecuencias que no son asumibles.

En el primer semestre de 2015 se han declarado 599.898 Accidentes de Trabajo, lo que supone un incremento de 21.783 accidentes más que respecto a junio del 2014

La presión que sufren los trabajadores por la actual situación de las condiciones de trabajo, que cada vez son más precarias, y por unas políticas en las que se tiende a perseguir a quien recibe el daño –trabajadoras y trabajadores- a los que se denomina absentistas, se deja entrever perfectamente en la elevada notificación de accidentes sin baja, 345.701 frente a los 254.197 que se han declarado con baja.

Se ha producido un aumento de los accidentes tanto leves, como graves y mortales. Centrándonos en los mortales, han fallecido un total de 285 trabajadores y trabajadoras, de los cuales 239 accidentes fueron en jornada de trabajo y 46 in-itínere. Destacando el aumento de los accidentes mortales ocurridos en jornada, perdieron la vida 16 trabajadores más que en el mismo periodo del 2014.

Para FSP-UGT, es muy preocupante la forma o contacto de los accidentes de trabajo que  produjeron los fallecimientos. El hecho de que hayan aumentado los accidentes como resultado de una caída (33,3%), el quedar atrapado, ser aplastado, sufrir una amputación (45,5%),  y el drástico aumento de los siniestros con motivo de choque o golpe contra un objeto en movimiento o colisión (310%) ponen de manifiesto que la puesta en práctica de medidas preventivas ha quedado relegada a un segundo lugar en los centros de trabajo, pues estas tipologías de accidentes, precisamente, son las que más fácilmente se pueden evitar si atendemos a lo establecido por las normas de la prevención de riesgos laborales.

Por ello, el sindicato manifiesta que esta situación  tendría que hacer reflexionar a las Administraciones, tanto General del Estado como de las Comunidades Autonómicas y Locales, sobre la necesidad de la continuidad y recursos para el desarrollo de las políticas preventivas y a los empresarios de que la prevención no puede seguir teniendo la consideración de coste, sino que la inversión en la mejora de las condiciones de trabajo puede ser su mejor aliada.