Gobiernos y empresas deben cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

Cumplir prevencion riesgos laborales

Hasta el mes de agosto, se han declarado un total de 13.092 enfermedades profesionales en España, 1.701 enfermedades más que el mismo mes del año pasado (un incremento del 15%).

Las enfermedades profesionales con baja han aumentado también, pero en relación con el año 2006, cuando se aprobó el nuevo sistema de notificación y registro de las enfermedades profesionales, se ha producido un descenso acuciante de las enfermedades con baja y un ascenso de las de sin baja, lo que puede deberse al temor a la pérdida del puesto de trabajo que tienen los trabajadores en la situación actual.

Estos datos están recogidos en el informe “Enfermedades Profesionales. Agosto 2015” elaborado por UGT, donde se muestra que el 82% de las enfermedades declaradas están causadas por agentes físicos, originadas por trastornos músculo esqueléticos, y que el amianto sigue siendo el agente cancerígeno que más enfermedades profesionales causa, con 14 de las 17 enfermedades clasificadas en este grupo.

Para UGT, es imprescindible crear Unidades Básicas de Salud que permitan dar a conocer la realidad de las Enfermedades Profesionales, además de que el médico de atención primaria disponga de información sobre el trabajo del paciente para que no se produzca una infradeclaración de enfermedades profesionales y la derive a una enfermedad común.

Además, es necesario concienciar a las Administraciones Públicas y a las empresas para que insten al cumplimiento y cumplan con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, porque, en la actualidad, no se respeta esta prevención para los trabajadores porque las empresas lo ven como un gasto en lugar de verlo como una inversión.

En este sentido, el sindicato considera fundamental la inclusión en la negociación colectiva de cláusulas tendentes a la mejora de la normativa en materia de prevención, con el fin de paliar las graves consecuencias de la reforma laboral.

La solución pasa por un gran compromiso de todos: Gobierno, sindicatos y patronal, con el fin de encontrar una vía para terminar con el drama de la siniestralidad laboral en España.