Los sindicatos de AENA piden la apertura de la negociación para evitar el conflicto

sindicatos AENA negociación evitar conflicto

Los sindicatos de AENA han remitido una carta a Julio Gómez-Pomar, Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda y presidente de ENAIRE instándole a iniciar un proceso negociador para ampliar las plantillas y recuperar derechos de los trabajadores:

“El pasado 23 de mayo pedimos para AENA y ENAIRE una negociación que afronte las necesidades de empleo, derechos, conciliación y salarios, en correspondencia con los excelentes resultados económicos de los que presume el Ministerio de Fomento.

Transcurridas más de dos semanas, no tenemos ninguna respuesta oficial. A la vista de los beneficios, del dividendo a los accionistas, de la rebaja de tasas impuesta en el DORA, y del trámite de los Presupuestos Generales, 16 días son suficientes para esperar de las directivas del Grupo más iniciativa que excusas para evitar un debate imprescindible y urgente.

En su condición de presidente de ENAIRE, a su vez titular de la mayoría de AENA, le informamos que en breve convocaremos la Coordinadora Sindical Estatal que representa a todos los trabajadores del Grupo, y está formada por CCOO, UGT y USO con más del 80% de los delegados y delegadas electos en la entidad. Es una ocasión apropiada para tratar las cuestiones que planteamos, y a esa convocatoria le invitamos porque es fundamental abrir el diálogo.

Tenemos el propósito decidido de que los aeropuertos y la navegación aérea sigan siendo ejemplos de que la paz social permite el servicio público de calidad, eficaz y rentable que ofrecemos, pero también el compromiso de justicia para los profesionales que lo hacen posible. Eso no puede consistir en el reparto de beneficios a Gobierno, accionistas, y compañías aéreas, dejando fuera a los trabajadores y trabajadoras.

El Ministerio de Fomento y AENA acaban de anunciar el aumento de personal en servicios externos, justo mientras no se atienden nuestras demandas de incremento de plantilla. Cabe interpretarlo como una provocación, pero incluso si sólo es un error más de falta de diálogo, hace imperativo iniciar la negociación antes de que hechos así de incomprensibles deriven en un conflicto si no se pone remedio a la mayor brevedad”.