PEIA – Participación y perspectivas de consecución de objetivos

PEIA - Participación y perspectivas de consecución de objetivosEl día 26 de abril, se ha reunido la Comisión de Seguimiento del Acuerdo del PEIA formada por la Administración y los sindicatos firmantes (UGT, SIAT, CCOO y CSIF), con el objetivo de garantizar el correcto cumplimiento de lo pactado en el Acuerdo. La Administración nos ofrece una serie de datos estadísticos con cifras de participación, exclusiones y renuncias:

Personal Funcionario: Personal Laboral:
–       participantes: 23.720 (99,65%) –    participantes: 1954 (99,69%)
–       excluidos: 71 (0,002%) –    excluidos: 6 (0,003%)
–       renuncias: 13 (0,0005%) –    renuncias: 0 (0%)
UGT valora como un logro importante que, este año, como consecuencia del Acuerdo firmado, que ha mejorado notoriamente las condiciones de participación, se haya incrementado la participación en más de 20 puntos. El reconocimiento, que globalmente asume la clase trabajadora de la negociación realizada por los firmantes del Acuerdo, se pone de manifiesto en el aumento sustancial de la participación en el Plan.

UGT no se conforma con la frialdad de unas cifras, que más allá de dejar patente el masivo seguimiento por parte de los trabajadores de la AEAT (más del 99% de participación), no especifica los motivos de exclusión de 77 compañeros y compañeras. UGT dejó claro que no va a consentir que los “jefecillos” que ocupan cargos intermedios excluyan sin causa justificada y motivada trabajadores. UGT es el primer sindicato en la defensa de la salud laboral, y constata que de las reclamaciones y denuncias por amparo que se han presentado en RR.HH. en los últimos años, tienen su origen en el intento a la desesperada de estos “jefecillos” de demostrar a sus superiores una eficacia mal entendida. Algunos intentan justificar su debilidad manchando a los compañeros de trabajo. Ante la presión de UGT, la Administración accede a proporcionar información detallada de todos y cada uno de los 77 excluidos.

UGT se compromete a garantizar el reparto más equitativo y equilibrado posible de los recursos disponibles en la AEAT. En un momento de cómo el actual, de interinidad y falta de interlocución política, UGT no puede dejar abandonados a los trabajadores de la Agencia Tributaria. Bastantes problemas se nos plantean en la negociación colectiva, para consentir que, planteamientos corporativos, se hagan fuertes en la defensa de los intereses de sus propias minorías, y terminen haciendo el trabajo sucio a la élite o dirección de la AEAT.

UGT no va a caer en la demagogia y la irresponsabilidad del sindicalismo offshore, el que representan en la AEAT los sindicatos corporativos y sus metástasis parasindicales. Decimos offshore, porque este término se emplea para describir a quienes no están dispuestos a pagar un tributo en el ámbito donde corresponde. Nos referimos a delegados antisindicales que no están dispuestos a asumir el precio que supone negociar con la Administración y mojarse en la defensa de sus compañeros de trabajo, haciendo un supuesto sindicalismo al margen de las instituciones que garantizan los derechos de los trabajadores. Aquellos que no son capaces de dar la cara en una mesa de negociación y, por la puerta de atrás, se pasean por los medios de comunicación cuestionando el trabajo de la Agencia Tributaria, o envían escritos tendenciosos a otros organismos y pseudo-informes torticeros de dudosa calidad técnica a la Comisión Europea, difícilmente pueden ser calificados como un sindicato, más bien parecen otra cosa. Los mismos que presumen de hacer sindicalismo sin emplear horas sindicales, los que presumen de no trabajar sindicalmente, ¿en realidad no trabajan o es que su trabajo sindical lo hacen en horario de trabajo con el beneplácito de la Dirección de la AEAT?

La Administración nos informa que, en el primer trimestre del año, hemos quedado a un 3% de los objetivos alcanzados en 2015. Es decir, estamos en condiciones de repetir el objetivo alcanzado el año pasado. Mientras algunos se dedican a desincentivar la participación en el PEIA, obteniendo el respaldo del 0,0005% de la plantilla, sólo 13 trabajadores han renunciado este año a la participación, quizá con la esperanza de que cuanta menos gente participe, más porción corresponderá a los “jefecillos” de turno, UGT seguirá estando presente en las Comisiones de Seguimiento del Acuerdo para que los recursos disponibles se repartan de la forma más equitativa posible.