Se extiende la precariedad en el empleo y en el desempleo

Se extiende la precariedad en el empleo y en el desempleo

9 de cada 10 contratos son temporales y 4 de cada diez indefinidos son a tiempo parcial

Los datos de paro publicados hoy, correspondientes al mes de julio, muestran una disminución de 83.993 parados respecto al mes de junio, situando el número total de desempleados en 3.683.061. Para UGT, estos datos reflejan la estacionalidad en el desempleo, marcado claramente por la temporalidad y la precariedad, ya que nueve de cada diez contratos son temporales y cuatro de cada diez indefinidos son a tiempo parcial. El sindicato considera imprescindible derogar las reformas laborales de 2010 y 2012 y apostar por un plan de choque dirigido a generar empleos de calidad, a reducir el desempleo de larga duración, a acabar con la precariedad y parcialidad involuntaria y a incrementar la protección a los desempleados.

El Servicio Público de Empleo Estatal ha publicado hoy los datos correspondientes al paro registrado en el mes de julio de 2016, que se ha situado en 3.683.061 personas, es decir, 83.993 parados registrados menos que en el mes de junio y 363.215 menos que en julio de 2015, lo que supone una reducción mensual de 2,2% y una reducción interanual de 9,0%. En términos desestacionalizados, el paro se ha reducido en 48.573 personas.

Por sexos, el desempleo masculino ha bajado en un 2,94% en el mes y el desempleo femenino ha bajado en un 1,67%, lo que deja en 1.616.721 hombres y 2.066.340 mujeres el paro registrado.

Por tramos de edad, el desempleo se reduce entre los menores de 25 años en 12.881 personas, un 4,29% menos que en junio, mientras baja en 71.112 el paro de 25 años y más, un 2,05%.

Por sectores, el desempleo ha bajado en 51.275 personas en los servicios, seguido de construcción, con 10.220 desempleados menos, industria, con 10.049 personas desempleadas menos.

La Comunidad que mayor reducción presenta es Andalucía, con 23.651 parados menos, seguida de Galicia, con un descenso de 11.863 personas, y Cataluña, que presenta una reducción de 9.044 personas.

Respecto a los contratos formalizados en el mes, han sido en total 1.816.271 contratos, lo que representa 20.558 más que en julio de 2015, un 1,14%. Los contratos temporales suponen el 92,44% del total y, de ellos, el 34,91% son a tiempo parcial. Los contratos indefinidos (88.396 indefinidos iniciales y 48.994 conversiones) son el 7,56%% de los contratos realizados en el mes. Además, entre los indefinidos el 58,80% son a tiempo completo.

Los afiliados a la Seguridad Social han aumentado en 84.721, un 0,48% respecto al mes de junio   % y alcanza los 17.844.992 afiliados.

La cobertura por desempleo en el mes de junio ha alcanzado a 1.955.493 beneficiarios, con un descenso respecto a junio de 2015 del 9,5%. En el mes de junio de 2015 supuso un 55,72%, es decir, 2.160.397 beneficiarios. El gasto total ha sido de 1.450,7 millones de euros, un 9,8% menos que el mismo mes del año anterior.

La cuantía media de la prestación durante el mes de junio ha bajado a 780,5 euros, un descenso de 0,6% respecto a junio de 2015. Es decir, menos cobertura, menos beneficiarios y menor nivel de prestación.

Conclusiones

La reducción del desempleo se centra en actividades estacionales, como lo demuestra la elevada temporalidad y la concentración territorial y sectorial del descenso en el número de desempleados. Junto a ello, la contratación a tiempo parcial también refleja la elevada precariedad del mercado de trabajo.

Esta precariedad quedó también constatada en los datos de la Encuesta de Población Activa que se conocieron el jueves pasado: la tasa de temporalidad creció hasta el 25,7% de los asalariados en el II trimestre y la parcialidad involuntaria alcanza en ese trimestre al 60,4% de los trabajadores a tiempo parcial.

La reforma laboral y sus secuelas, así como las políticas de empleo ineficaces, más basadas en la reducción de costes por la vía de la devaluación salarial y de las bonificaciones de cotizaciones sociales, que en la mejora de la empleabilidad de los desempleados, está teniendo como resultado la extensión de la precariedad y de la desigualdad en el mercado de trabajo, y el incremento de la pobreza laboral. Y favoreciendo esta desigualdad y pobreza, se encuentra también la evolución de la cobertura de la protección por desempleo.

La recuperación económica debería venir acompañada de políticas dirigidas al cambio de modelo productivo, que permitan a nuestro país consolidar un crecimiento estable, favoreciendo un mayor peso del sector industrial, que se ha demostrado fundamental para superar situaciones de crisis, y que es además el sector más importante de cara a la exportación, a la inversión en innovación y a los incrementos de productividad. Además, es el sector donde se genera más calidad en la ocupación.

Y es precisa un plan de choque dirigido a generar empleos de calidad, a reducir el desempleo de larga duración, a acabar con la precariedad y parcialidad involuntaria y a incrementar la protección a los desempleados. Para lo cual es necesario apostar por la modernización de los servicios públicos de empleo, reforzando su papel de intermediadores y garantizando una atención personalizada de las personas en situación de desempleo.

Para UGT es fundamental que la recuperación económica se traslade a las personas, reduciendo la enorme desigualdad y la pobreza generadas por las políticas de austeridad, lo que requiere más empleo y de mejor calidad, con condiciones laborales dignas y con políticas salariales que permitan la recuperación del poder adquisitivo perdido durante la crisis.

No se puede confiar el crecimiento en un modelo basado en actividades de bajo valor añadido, bajas cualificaciones y bajos salarios. Es necesario cambiar el modelo productivo hacia un modelo que permita un crecimiento sostenido y estable y unas condiciones laborales y salariales dignas.