Tiene que existir una voluntad política real para combatir la brecha salarial

voluntad política real combatir brecha salarialLa Vicesecretaria General de UGT, Cristina Antoñanzas,  ha manifestado que la brecha salarial sigue siendo la gran asignatura pendiente, no sólo en España, sino también en la UE y en todo el mundo, y por tanto su eliminación es una de las prioridades de UGT”.  Antoñanzas ha hecho estas declaraciones  en el acto celebrado esta tarde sobre  “La realidad de la brecha salarial: las causas y sus consecuencias en Francia y en España”, organizado por la Asociación de Amistad Hispano-Francesa (Mujeres Avenir), en la Residencia Francesa.

Antoñanzas ha destacado que las medidas adoptadas en España frente  a la crisis han perjudicado especialmente a las mujeres y ha denunciado que mientras en la mayor parte de los países de la UE se ha reducido la brecha salarial entre mujeres y hombres, en España ha permanecido estancada. Así, según la última Encuesta de Estructura Salarial del INE la diferencia de los salarios medios brutos anuales entre hombres y mujeres se sitúa en un 23,25%, o lo que es lo mismo, las mujeres percibieron, de media, casi seis mil euros menos que los hombres. Así, en España las mujeres trabajamos gratis 85 días al año.

En términos económicos, esto supone 2 euros de diferencia en una hora y 16 euros en una jornada de ocho horas. Una diferencia que, acumulada a lo largo de una vida laboral homogénea podría ascender a 209.385 euros menos, lo que reduce las cotizaciones y por tanto sus pensiones futuras.

Durante su intervención, la vicesecretaria general de UGT ha resaltado las brechas y discriminaciones de las mujeres respecto a los hombres en distintos ámbitos (empleo, tipo de contrato, SMI, Pensiones, responsabilidades familiares, etc) y ha afirmado que más allá de factores estructurales, la discriminación tiene “su raíz más profunda en la inferior valoración que socialmente se atribuye al papel de las mujeres y que se refleja en la infravaloración de su trabajo y en la menor retribución que perciben por este motivo”.

Antoñanzas ha afirmado que las mujeres constituyen mano de obra más barata que la de los hombres, lo que beneficia a un sistema en el que el objetivo es la consecución del mayor beneficio empresarial posible. Por eso, para eliminar las resistencias de este sistema es preciso que exista voluntad política para adoptar medidas eficaces contra la brecha salarial entre hombres y mujeres.

En este sentido, ha manifestado que “desde UGT, reivindicamos una ley de igualdad salarial que profundice en las causas que origina la brecha salarial y establezca indicadores que permitan corregirla; cambios en la ley de Igualdad 3/2007 que regula los planes de igualdad en las empresas, y el retorno a una legislación que anule los devastadores efectos que ha tenido la reforma laboral, del Gobierno del PP, sobre la negociación colectiva, y que ha roto el equilibrio en las relaciones laborales, dando mayor potestad a los empresarios”

Asimismo, ha destacado los esfuerzos del sindicato para combatir la brecha salarial en distintos ámbitos y ha recordado que UGT ha creado unas herramientas informáticas para identificar los factores que más influyen en la brecha salarial y así poder combatirlos. Herramientas que se pueden descargar desde la página web www.igualretribución.es