UGT denuncia la precariedad laboral en el sector de la dependencia

denuncia precariedad sector dependencia

El Objetivo de nuestra comunicación es destacar la precariedad de un servicio público, como es la Ayuda a Domicilio; una actividad laboral, poco visible, poco regulada y que entraña riesgos específicos en condiciones de trabajo muy particulares. La mayor parte de la atención de los dependientes se realiza en los domicilios, paga este servicio una administración pública, pero lo llevan a cabo empresas privadas en régimen de subcontrata.

Asistencia y ayuda a domicilio es un Servicio Integral a la Dependencia .Las personas que integran el Servicio de Ayuda a Domicilio trabajan con un solo principio: dar un servicio individualizado y de calidad a todas las familias que  lo necesiten. Este servicio integral está dirigido a personas en situación de dependencia (personas mayores, discapacitados o personas que por ciertas eventualidades así lo requieran) en busca del máximo beneficio terapéutico, la máxima independencia así como la mejora de la calidad de vida.

Este servicio fue impulsado por dos razones básicas: la persona mayor, el dependiente, prefiere permanecer en su domicilio el mayor tiempo posible, aunque viva sola; y el servicio de ayuda a domicilio, aunque costoso, sigue siendo más económico que los centros geriátricos.

Para UGT la prestación de servicios sociales en España pecan de carecer de una ley estatal general que los regule, así, nos encontramos con 17 CCAA, cada una de ellas con sus propias competencias, con sus propias leyes de servicios sociales, y en casi todas se encuentra regulado los Servicios de Ayuda a Domicilio.

A nivel de la administración Local, cada ayuntamiento, cada mancomunidad tiene sus propios reglamentos., Ordenanzas o Pliegos de Condiciones que regulan la prestación de los servicios en su municipio: diferentes días de prestación, diferentes prestaciones, diferentes formas de gestión, precios, ratios de personal, baremos de acceso o baremos de copago.

Por lo tanto nos encontramos en sí, con una variabilidad en las formas y modos de prestación del servicio, aunque en el fondo contemplen en mayor o menor medida los mismos objetivos y las mismas prestaciones.

El Sector de la Dependencia, sector muy feminizado, (del total de 5500 trabajadores: 4972 (90%) son mujeres y 528 (0%) son hombres) da empleo en dos vertientes:

  1. RESIDENCIAS DE TERCERA EDAD ( 650 centros de trabajo 1500 personas)
  2. SERVICIOS DE AYUDA A DOMICILIO (4500 personas en toda la comunidad)

A fecha de 31 de Octubre tenemos 17.537 personas con ayuda a domicilio el 19,31% del total de los beneficiarios que cobran prestación de dependencia).

Para UGT existe una gran necesidad de mejorar las condiciones socio laborales, económicas e incluso los protocolos de información (inexistentes en estos momentos) sobre los usuarios a las personas que realizan este trabajo. La Administración Pública no puede mantenerse al margen porque es la que para el servicio, aunque la Gestión sea dada por empresas privadas en régimen de subcontratación. En estos momentos existen en Castilla y León 157 empresas dedicadas a actividades de servicios sociales sin alojamiento para personas mayores y con discapacidad, de las que sin asalariados tenemos 34; de 1 a 20 asalariados tenemos cerca de 100, 99 exactamente; de 20 a 100, 15 empresas; de 100a 500 trabajadores 7; y de más de 500 trabajadores, dos.

La jornada típica de un Auxiliar de Ayuda a Domicilio consta de una serie de servicios cada uno de entre 60 y 120 minutos de duración, abordando tareas de diversa índole:

Tareas Personales

  • Aseo e higiene personal: mantenimiento de la higiene corporal del usuario, incluyendo el cuidado del cabello, cambio de ropa y todo aquello que requiera la higiene habitual.
  • Levantar de la cama y acostar, ayuda y apoyo en la movilización del usuario del servicio en su vivienda.
  • Preparación y toma de medicamentos.
  • Ayuda en la toma de alimentos.
  • Atender el teléfono, pasar páginas, tomar notas, entre otros.

Tareas del Hogar

  • Limpieza de la vivienda adecuada a una actividad de limpieza cotidiana.
  • Lavado, repaso y planchado de ropa.
  • Realización de compras domésticas, por cuenta del usuario y cocinado de alimentos.

Tareas de Acompañamiento

  • Acompañamiento en la vivienda, en visitas terapéuticas, en la calle, en el trabajo, en el colegio, en la realización de actividades de ocio y tiempo libre.
  • Acompañamiento, recogida y gestión de recetas y documentos relacionados con la vida diaria del usuario.
  • Conducción del vehículo del usuario para la realización de tareas de acompañamiento.

La plantilla siempre disponible, alta temporalidad y muy pocas horas.

Los Recursos son totalmente insuficientes, para atender las demandas de los usuarios dependientes, generando incluso, gracias a la propaganda que confunde al usuario, gran insatisfacción y frustración por ambas partes.

El Servicio de Ayuda a Domicilio es un servicio imprescindible y con un gran valor para la sociedad. En los últimos años se ha observado un rápido aumento de la demanda, por la necesidad de mejorar la calidad de vida, la autonomía y las relaciones sociales. Pero desde FSP/UGT queremos denunciar la sobrecarga física, psíquica e incluso el riesgo biológico al que están sometidas estas trabajadoras, ya que el estudio de sus condiciones laborales es difícil, así como su prevención e instamos a la Administración para que vele por los servicios de dependencia de los que es competente. De nada sirven las inspecciones realizadas si la representación sindical no participa n en los mecanismos de seguimiento y control de las mismas.

Desde UGT exigimos un aumento de la calidad de estos servicios, mejorar las  condiciones laborales en los Convenios Colectivos, profesionalizar el sector, y sobre todo potenciar y poner en valor el trabajo de cuidados garantizando puestos de trabajo, reduciendo los contratos a tiempo parcial y acabando con la precariedad laboral de este sector.

Es urgente desarrollar Protocolos de actuación para el acoso laboral y el acoso por razón de sexo.

Carmen Ámez Revuelta.

Fonsi Bonafonte Calama.