UGT exige al Mº de Interior aclaraciones sobre las incidencias relacionadas con el cobro de la paga extra de 2012

aclaraciones a Interior incidencias relacionadas cobro paga extra 2012UGT ha presentado un escrito ante la Dirección General de la Policía exponiendo una grave situación que afecta a un gran número de empleadas y empleados públicos, relativa al abono de la última parte de la paga extraordinaria de diciembre de 2012 detraída injustamente.

Hay una parte importante del colectivo de empleadas y empleados públicos destinados en la Dirección General de la Policía a los que no les han abonado esa parte de la paga extraordinaria, porque durante el segundo semestre de 2012 tuvieron algún tipo de “incidencia”.

Dentro de la ambigüedad que supone el término “incidencia” se genera un sinfín de casos en los que, según nos indican, caben cualquier tipo de situaciones, como: haber realizado huelga, haber estado de excedencia (de cualquier tipo), permisos de maternidad/paternidad, licencia por IT, jubilación, etc.

Sin querer pensar que suponga una penalización encubierta a los empleadas y empleados públicos que hicieron huelga en dicho período, nos gustaría señalar que llama poderosamente la atención cómo se ha llegado a producir esta irregularidad, toda vez que en los Presupuestos Generales del Estado, publicados el 30 de octubre de 2015, en su Disposición Adicional Duodécima, se establece la recuperación de la cantidad restante de abono de la paga extraordinaria de diciembre de 2012.

Ya en enero de 2015, hubo empleadas y empleados públicos que sufrieron un retraso en el abono de la primera parte de la citada paga, debido a “incidencias”.

Así pues, teniendo en cuenta la experiencia de enero de 2015 y que desde octubre de dicho año se sabía que a lo largo de 2016 se iba a restituir la cantidad restante de abono, resulta incomprensible la falta de previsión de los responsables de Gestión Económica a la hora de configurar la orden de pago, en circunstancias normales y en los casos en que hubiera ocurrido alguna eventualidad durante el segundo semestre de 2012.

Lamentablemente, es un ejemplo más de la falta de consideración hacia las empleadas y empleados públicos destinados en la Dirección General de Policía, como la duplicidad del envío de datos fiscales a la AEAT recientemente ocurrida (de la que UGT solicitó explícitamente, en la última reunión de la Mesa Delegada que se abriera una investigación para depurar responsabilidades).