Deje de atacar empleados públicos señor Rosell

deje-de-atacar-empleados-publicos-senor-rosell

El presidente de la CEOE defiende una reestructuración de los servicios públicos de empleo, cerrarlos temporalmente e instruir a sus trabajadores: “Tenemos que ser valientes y la primera de todas las reestructuraciones es hacerles cursos de formación durante dos o tres años a todos los empleados públicos de los servicios de empleo, incluso a costa de paralizarlos, para que aprendan cómo pueden ayudar a una persona que viene a su ventanilla a obtener un puesto de trabajo en un plazo corto de tiempo”

Ante estas declaraciones del presidente de la patronal CEOE, Joan Rosell, sobre los Servicios Públicos de Empleo (SEPE), desde la UGT exigimos una disculpa ante los trabajadores y trabajadoras del SEPE y nuestros compañeros y compañeras que actualmente realizan su trabajo en las Oficinas de Empleo transferidas.

Con estas declaraciones el Señor Rosell nuevamente nos muestra su ignorancia y su obsoleto conocimiento sobre el antiguo INEM.

A diferencia de él, los empleados públicos no tenemos ánimo de lucro. Le pedimos que no se dedique a descalificar ante la opinión pública nuestro trabajo con el único fin de promover la privatización de la gestión y mercadear -a través de las Empresas de Trabajo Temporal  y las agencias de colocación- con la precariedad de los demandantes de empleo.

El problema del Servicio Público de Empleo es tener una clase política que solo utiliza este organismo para sus estadísticas (cuando les son favorables) que siempre han sucumbido a las empresas de intermediación y a aquellos lobbys que tienen un espejo en la liberalización radical del mercado de trabajo, sin ninguna regulación ni norma.

Gracias al INEM, hoy SEPE, se mantiene una política pública de empleo. Si desaparece, desaparecerá la protección social de los trabajadores y trabajadoras que tantos años ha costado construir.

Los trabajadores y trabajadoras solo somos rehenes del sistema que nos utiliza para dar la cara de una política gubernamental en la que no creemos y que además penaliza nuestra carrera profesional.

Los y las trabajadoras de SEPE exigimos RESPETO para el personal y para los usuarios que necesitan una atención profesional cualificada y no politizada.